dimecres, 2 d’abril de 2008

LÒGICA ECOLÒGICA



L'Ecologia, com la ciència en general, és una disciplina artificial, no natural, és a dir, és una cosa inventada pels humans amb l'objectiu de procurar-nos un hàbitat natural més humanitzat i, per tant, més còmode i saludable.

Aquesta perogrullada introductòria que, quan toca, explique als meus alumnes és una cosa que, encara al dia d'avui, no tothom té clar, ni molt menys. M'explique... Davant l'enigma, si passetges per la vora del mar amb el teu gos propi i, de sobte, comproves que el teu gos està a punt d'ofegar-se al mateix temps que una persona desconeguda... a qui salvaries en primer lloc? La resposta correcta, ètica i humana és, naturalment, a la persona desconeguda... Però cada vegada hi ha més alumnes, i més adults, que se decanten pel gos! Egoïsme? Cinisme? Incultura? Ecologisme malentés, en el sentit de valorar tant la vida d'un gos com la d'una persona? Aquestes preguntes, més que respostes, necessiten una investigació psicològica ben feta...

Aquests dies es parla molt d'ecologia i d'aigua i d'energia... Les persones necessitem aire pur i aigua neta i clara, però també energia per produir béns i protegir-nos del fred i de la calor... No podem, ni volem tancar les fàbriques, ni deixar de regar els horts de tarongers, ni tornar a viure en coves i, per tant, tenim que optar sempre per aquella solució que supose el més mínim impacte ambiental... Però no per la natura, ni pels boscos, ni per la fauna, sinó per nosaltres mateixos, perquè qui vullga un impacte ambiental zero ja pot anar deixant de respirar i, per suposat, de procrear. Però la vida continua: amb sequera, amb canvi climàtic i amb la inflació pels núvols...

Amb sentit comú, oblidarem les propostes bipartidistes de Transvassaments de cap manera(PSOE) / Dessaladores encara menys(PP)... i optarem pels minitrasvassaments, per les minidesaladores, per la modalitat de caça amb parany i, per suposat, seguirem consumint energia des de la pròpia llar sense preguntar si fem, fins i tot, un ús moderat de la nuclear perquè, ara mateix, igual podria aturar-se el nostre ordinador si ens deixa de subministrar la central de Cofrents... o la de Vandellós.

Quin gran invent domèstic, el de l'Ecologia!

..........................................................................

P.D.- Potser aquest senyor, entrevistat a La Vanguardia d'avui dimecres, us acabe de convéncer, o no!


ENTREVISTA A JOSEP PEÑUELAS
"El trasvase puntual de agua del Segre no es una mala opción en caso extremo"

El prestigioso ecólogo será galardonado hoy con el Premio de Medioambiente 2008
Albert Domènech | Cerdanyola del Vallès | 02/04/2008

Josep Peñuelas es noticia porque acaba de recibir el Premio Medioambiente 2008 que otorgan el Institut d'Estudis Catalans y la Obra Social Caixa Sabadell. Este biólogo y farmacéutiuco nacido en Vic es doctor cum laude en ecología y sus trabajos docentes y de investigación, especialmente en ecofisiología, le han convertido en uno de los nombres de referencia en el conjunto de losa diferentes campos científicos que existen dentro del medioambiente. Entre los temas de trabajo que ha desarrollado recientemente destacan el cambio climático, la contaminación atmosférica y el funcionamiento de los ecosistemas mediterraneos. Según Peñuelas, el corazón de la Tierra es cada vez más latente y el hombre debe aferrarse a su evolución cultural para aprovechar la evolución biológica de nuestro planeta. De momento, la estamos malbaratando.

-Todas las agendas políticas mundiales tienen al medio ambiente como asignatura pendiente. ¿Tenemos motivos para estar preocupados?

- Sí, lógicamente tenemos motivos de sobras para estar preocupados. Más que preocuparse, diría que hay que ocuparse. Es espectacular ver como estamos consumiendo el planeta que tenemos. Si no ponemos freno a esta situación nos lo van a poner igualmente las leyes, que nos echarán de todo esto.

-¿Por qué ahora?

-Cualquier variable que te mires, desde la utilización de recursos o la de combustibles fósiles, se ha incrementado exponencialmente durante los últimos años y el resultado evidente es la alteración extraordinaria de este planeta en el que vivimos. El cambio es muy rápido y todo tiene un límite porque este planeta es pequeño y limitado.

-Dejemos por un momento a los políticos de lado. ¿Qué podemos hacer a título personal para evitar llegar a este límite de recursos?

-Tener sentido común. ¿Cómo? Utilizando adecuadamente todos los recursos y no malbaratarlos. Tener una vida más sencilla de la que nos corresponde.

-Sentido común. Pide usted mucho…

-No, el problema es que vivimos la vida a corto plazo y no le damos importancia a cosas como éstas, que realmente representan un problema importante.

-O sólo lo vemos como problema cuando lo tenemos encima. ¿La sequía que nos azota hubiera sido evitable con el sentido común de la clase política o es derivada de este cambio climático acelerado?

-Hay un poco de todo. Yo estoy un poco decepcionado con los políticos porque quiero profundamente a este país. Pero ellos son el producto de nuestra sociedad y también somos nosotros los que estamos fallando. Es cierto que no ha existido previsión ni se ha actuado correctamente, pero también es cierto que el clima no ayuda nada y, de hecho, el clima cambia por nuestro comportamiento.

-¿El trasvase es la mejor opción?

- Es complicado (sonríe). Desde el punto de vista de un ecólogo lo más prudente sería utilizar los recursos propios de un territorio de la forma más eficaz e inteligente posible.

-Entiendo que haya sequía, pero mójese un poco por favor…

-En un caso extremo como este, que ya hay un territorio y una población como Barcelona en estado crítico, es evidente que hay que encontrar una solución. Y si es algo puntual yo no veo que mal que se pueda sacar agua del Segre en caso extremo. El caso del Ebro ya era distinto porque se quería llevar agua a un sitio que no tenía, para construir casitas y campos de golf. Vaya, para enriquecer a unos cuantos, algo que, desde mi punto de vista, es inconcebible. A veces, nos comportamos igual que otras especies, no hemos superado esta fase del gen egoísta.

-¿Perdone?

-Sí, ¿qué hacen algunas bestias cuando tienen sed o hambre? Hacen lo que pueden. Nosotros ahora tenemos sed y si hay que hacer un trasvase, se hará (sonríe).

-¿Una solución pasa por desarrollar nuevas fuentes de energía?

-Sí, pero tampoco es fácil. La energía solar, la eólica, todas tienen un límite.

-Me está asustando…

-No, pero soy pesimista porque el hombre sólo piensa y ve a corto plazo. El egoísmo que nos ha hecho llegar hasta aquí como especie, es el que ahora puede hacernos desaparecer de este planeta.

-Perfecto, ahora ya me siento mejor. ¿Cuántas especies han desaparecido en estos últimos años de cambio acelerado?

- Muchísimas. Millones de especies. Pero eso a nosotros nos da igual, porque sólo nos preocupa la existencia del hombre como especie. Actuamos como si no hubiéramos sido capaces de superar los límites de la evolución biológica y en la evolución cultural tampoco incorporamos esta preocupación. En este sentido, somos extremadamente egoístas.

-Voy a dejar mi egoísmo de banda. ¿Cómo está afectando ahora mismo a nuestro planeta el cambio de clima?

- Cuando cambia el clima lo primero que pasa es que las especies intentan adaptarse, pero sino no lo consiguen, vienen otras especies en mejores condiciones. Y eso es lo que le puede pasar al hombre perfectamente. Es ley de vida, que dirían nuestros abuelos.

-¿Por qué nadie habla ya de la capa de ozono?

- Es un tema que ya está medio solucionado y ahora ha pasado a ser más importante el cambio de clima y el calentamiento que sufre el planeta y que altera profundamente el ecosistema de vida. El problema de la capa de ozono se pudo solucionar porque era menos complejo que el uso de la energía que estamos haciendo en forma de combustibles fósiles. Hay muchos intereses y está mucho más ligado a la forma de vivir de esta sociedad. Somos una sociedad ligada a la combustión y esto hace que sea mucho más difícil cambiarla.

-Habla de la desaparición del hombre como especie. ¿Y la Tierra?

-A la Tierra como planeta no le pasará nada. Hay un territorio cada vez más urbanizado y tiene menos agua potable, pero la Tierra como sistema físico y químico acabará viendo como desparecemos porque nosotros hemos ido evolucionando en unas condiciones que ahora mismo estamos alternando por nuestras propias acciones. Si una palabra caracteriza el tiempo en el que vivimos es la aceleración. Hemos roto los límites sanitarios, de recursos y de energía, y actuamos como simios con unas herramientas propias de humanos.

-¿Vivimos en uno de los lugares más contaminados del mundo?

- La ciudad de Barcelona no es de las más graves a nivel de contaminación medioambiental pero está en unos límites muy altos de partículas en el aire. Hay que vigilar los aerosoles generados por el tráfico y por la actividad de calderas, por ejemplo.

¿Ir a 80 km/h también ayuda?

(Sonríe). ¡Ya sé por dónde vas! El pecado de esta sociedad es que vivimos acelerados, no sólo en el uso de recursos, sino también en nuestras propias vidas, así que creo que por ir a 80km/hora no nos pasará nada. Se puede discutir si aumenta o no la contaminación, yo diría que se disminuye, pero no se puede negar que ayuda a bajar el riesgo de accidentes.

-¿Cuál de los proyectos en los que ha trabajado últimamente le ha cautivado más?

-Todos. Últimamente he trabajado mucho con los efectos biológicos directos de una atmósfera más rica en dióxidos de carbono, que es la que tenemos ahora.

-Que adaptado a nuestra rutina diaria es importante porque…

-Porque está cambiando el aire que nosotros respiramos. Si cambia el medio en el que respiramos la influencia sobre el hombre y la vegetación es extraordinaria. También estoy estudiando como el dióxido de carbono, además de sus efectos directos, tiene efectos indirectos como es el cambio climático. En definitiva, ¡estoy estudiando como cambia el mundo!

-¿Se puede avanzar un ecólogo a un cambio determinante para nuestro planeta?

-Nosotros no nos atrevimos a decir que predecimos nada, le llamamos proyecciones. Las proyecciones que hacemos están basadas en los conocimientos que hemos adquirido hasta ahora, pero el futuro es tan imprevisible, que es imposible saber que estaremos haciendo de aquí a diez años.

-Hágame una proyección, ¡al menos una!

- De aquí a diez o veinte años tendremos un modelo mucho más seco. Te puedo asegurar que la sequía irá a más. Cataluña es mucho más árida ahora que hace 50 años, a pesar de que llueve lo mismo. Simplemente, tenemos un grado más de calentamiento global que hace cincuenta años.

-¿Entonces?

-Si los humanos queremos tener un poco más de fresco tendremos que plantar las viñas e ir a Inglaterra o a Siberia de aquí a unos veinte años.

Baobab oci creatiu

Laulauenlaseuatinta

Vells Oficis

Entre versos i pinzells contemporanis: Al bellmig.

Els més visitats

La meva llista de blogs

El topònim Vila-real a la Península Ibèrica

Vila-real a rajaploma

Calendari de Lliga

TV3 EN DIRECTE

Horaris LligaBBVA

Dominio Casilda

Visualitzacions de pàgina l'últim mes