dijous, 8 de juliol de 2010

AIXÒ ERA UN DEL VILA-REAL, TRES DEL MADRID...



...I set del Barça, sí, la Roja, la Blava o el BARÇASPANYA, és a dir, el conjunt futbolístic que, a dia d'avui, practica el millor futbol del món.

Després del fracàs contra Suïssa i les prediccions de Maradona (els pops també en saben més de futbol que el déu argentí amb peus de fang?), reconec que també tenia els meus dubtes: podria Busquets suplir amb solvència el Marcos Senna campió d'Europa?, acabaria Xabi Alonso reconvertint-se en el centrecampista defensiu complementari de l'anterior, donades les seues mancances a l'hora de passar el baló?, superaria Iker Casillas les polèmiques esportives i de la premsa rosa, per tenir com a núvia una de les periodistes més guapes del món?, tiraríem en falta Santi Cazorla o l'aportació de Cesc i Fernando Torres, també lesionats?, estaria Vicente Del Bosque a l'altura del seu antecessor, Luis Aragonés?, acabaria la premsa madrilenya fent titular Arbeloa quan Capdevila ha demostrat, sobradament, ser un dels millors laterals del món?

Tots aquests dubtes, evidentment, es van anar esvaïnt amb els gols de Villa, la màgia de Xavi-Iniesta en la creació, la seguretat de Puyol-Piqué complementada -com hem dit- amb el reforç pel davant de Busquets-Xabi i per les bandes de Sergio Ramos - Joan Capdevila (-real!)i les aturades del millor Casillas, així com la mobilitat intermitent de Fernando Torres, Llorente, Navas o Pedro i el toc de qualitat de Silva o Cesc... que, coordinats pel tranquil i educat Del Bosque, han aconseguit arribar a una final del Campionat del Món de Futbol per primera vegada en la Història.



Ja se sap que, dins la pell de brau -com deia Salvador Espriu- cadascú aprofitarà la circumstància de l'èxit del futbol espanyol a nivell polític... però aquest no és el triomf de la fracassada España, grande y libre d'altres temps, sinó l'èxit, potser, d'una Espanya plural non-nata (a nivell polític, encara!) i, sobre tot, el d'un grup de joves desacomplexats que, únicament, juguen a futbol; ara, això sí, són hereus del futbol de toc del Brasil i la Holanda dels 70, de l'Argentina i la Itàlia dels 80 i, per suposat, del Barça del nou mil·lenni que -com tots sabeu- ha guanyat totes les competicions -inclosa la Copa d'Europa de seleccions- amb aquestos mateixos jugadors.

Contra Holanda, pot donar-se qualsevol resultat, però queden com queden tornarà a perdre Florentino... (després del fracàs de Cristiano Ronaldo i Kakà, només li faltaria al "pobre" president del Real Madrid, que Robben i Sneijder -dos super "ex" blancs- acabaren alçant la copa del món). Per cert, sé d'alguns independentistes que esperen, diumenge que ve, recuperar la inversió en electrodomèstics que han fet a Media-Market...


P.D.- Ens hagués agradat una final Capdevila - Godín (amb el crack uruguaià Forlan que, des de Vila-real, mai s'oblida) o, per que no?, una Capdevila - Nilmar (Brasil), però en tot cas la participació dels internacionals vila-realencs (després de la decepció que hem tingut amb Diego López, Senna, Cazorla i Rossi) ha estat de notable alt i/o d'excel·lent cum laude si Joan el de Tàrrega es proclama campió del món.
=======================================================

11 comentaris:

Anònim ha dit...

El director/tapador (de les vergonyes de Fabra, entre d'altres)
es veu que té més llibertat d'opinió des que Mediterráneo ha canviat d'amo. Espere'm que dure perquè el grup Vocento tampoc és que siga d'extrema esquerra.
...........................
EL FUTBOL NO LO TAPA TODO
Querido lector:

Aunque el fútbol últimamente lo tapa todo, hay veces que la realidad cotidiana exaspera. Por ejemplo, tras los relatos, a veces escalofriantes, de los abusos que cometió un vecino de la Vall a dos niñas de 6 y 13 años y que se pusieron de manifiesto en el transcurso de la vista oral del juicio, el juez ha dictaminado que los testimonios de las niñas en aquel entonces no son del todo creíbles y por tanto libra a la mujer y condena a solo 8 años al marido por abusos sexuales.

También exaspera el hecho de que tras más de una década --¡una década!-- para construir una autovía en la provincia, solo se haya hecho la mitad y cuando se debía acometer la otra mitad, llegan los recortes y se congela sine die hasta que caiga la breva algún día. O que tengamos una tercermundista carretera nacional, la 340, y se reivindique desde hace años, años y más años su desdoblamiento y lleguen los recortes del Gobierno, y tal cual: congelación glaciar y a esperar por los tiempos de los tiempos, sin amén.

O que la sociedad de Castellón reivindique en una movilización por la intelectualidad sin par desde hace años los estudios de Medicina en la Universitat Jaume I, y llegue un centro privado --que está en su perfecto derecho, claro--, lo consiga antes, según todos los indicios aunque está por ver, y a un castellonense le cueste 10 veces más ser médico que a uno de Valencia, por ejemplo, porque la Generalitat no puede aportar el dinero hasta el año que viene.

Y exaspera también hasta la saciedad que tras más de una década de planes para tratar las basuras de la provincia, por la inutilidad de más de un político provincial y algún otro del vecino Cap i Casal, tengamos ahora a gran parte de los municipios castellonense sin saber qué hacer con ellas. C’est la vie.

Valencia (Mediterráneo)

Encarna Aragones ha dit...

Estic segura de que guanyara Espanya...

Però a nosaltres el que ens preocupa es el nostre Villarreal CF a vore si enguany es posen les piles i fan una millor temporada...

Anònim ha dit...

EL MUNDIAL DE LAS IDENTIDADES
El Mundial ha sido constructor-destructor de identidades y ha demostrado que la diversidad es infinita y que el mundo no es plano
Se van apagando los focos sobre el Mundial esperando la gran final hispano-holandesa, homenaje al buen fútbol. Cientos de millones de personas, incluso aquellas no futboleras habituales, han seguido con emoción el desgranar de la competición a lo largo de un mes. La noche de la victoria de Holanda sobre Uruguay, Amsterdam era una marea naranja danzando en las calles, como lo fue Madrid tras doblegar España al imperio germánico- turco-polaco. Y para los países cuyos equipos nacionales habían conseguido llegar a la cita de Sudáfrica ha sido un momento de comunión identitaria, con ideologías y diferencias sociales fundidas momentáneamente en un gesto de pertenencia.
Incluso Catalunya dejó de lado por un tiempo su reivindicación de selección nacional propia, aun en plena movilización por el Estatut, para hacer suya la roja (interesante apelativo) so pretexto de contar en ella con ocho jugadores del Barça aunque uno sea de Fuentealbilla, otro de Tenerife y otro asturiano de pura cepa. A lo largo del planeta la gente ha vivido el Mundial con pasión, como si el orgullo de ganar o la desgracia de perder reuniera en un mismosentimiento a sociedades frecuentemente rotas, enzarzadas en enfrentamientos sociales y escépticas ante cualquier institución. En la propia Sudáfrica, en donde las tensiones raciales y de clase se agudizan por momentos, se ha vuelto a producir ese sentimiento colectivo de autorreconocimiento como nación que ya tuvo lugar, después de la liberación del apartheid, en torno al Mundial de rugby.
En aquella ocasión los negros se reconocieron en el deporte bóer por excelencia y ahora los blancos se han unido con entusiasmo al fútbol que era dominio reservado para los negros. Decenas de miles de personas han ido a los estadios, a pesar de los altos precios y de las infranqueables colas a la entrada, y muchos miles más se han agolpado en lugares públicos, en torno a pantallas gigantes, vibrando con las incidencias de los partidos. Porque los apoyos se iban desplazando según iban cayendo los equipos propios. Los negros sudafricanos, tras la derrota anunciada de su equipo nacional, se hicieron hinchas de cualquier equipo africano, hasta compartir la agonía de Ghana e indignarse con los arbitrajes hasta un punto que amenaza con generar venganzas raciales tras el fin del torneo. Los latinoamericanos también han vivido el Mundial con una conciencia común frente a Europa, entusiasmados de su predominio en la primera fase, deprimidos cuando al final no quedó ninguno en pie. Y cada país ha vibrado con los suyos. Yo presencié en París cómo la desintegración del equipo nacional en torno a líneas étnicas y los insultos e indisciplina que siguieron a una pésima prestación, han provocado una verdadera crisis de identidad nacional, tanto mas paradójica cuanto que la conquista del Mundial de 1998 llevó a loar al equipo arco iris que simbolizaba la nueva Francia multiétnica. Esta vez, las circunstancias de la estrepitosa derrota han llevado a muchos comentaristas a sumarse a la crítica de los fascistas de Le Pen para quienes este equipo no representa a Francia, porque no son blancos. Siendo así que sin jugadores de minorías étnicas Francia no llegaría ni a las puertas del Mundial. En cierto modo, el vínculo entre cada país y su selección ha sido un indicador del estado de cohesión social e identitaria (...)

Nuestra vida se construye en torno a identidades que son abiertas o cerradas según nos dejen expresarlas. Abiertas como la que simboliza una selección española donde conviven hombres diversos de buena voluntad . Cerradas como las que podría provocar el nacionalconstitucionalismo español con su cerrilismo carpetovetónico. Y, por cierto, le recuerdo que en Catalunya esta tarde el debate está en la calle.
Manuel Castells (La Vanguardia).

Anònim ha dit...

EL MUNDIAL DE LAS IDENTIDADES
El Mundial ha sido constructor-destructor de identidades y ha demostrado que la diversidad es infinita y que el mundo no es plano
Se van apagando los focos sobre el Mundial esperando la gran final hispano-holandesa, homenaje al buen fútbol. Cientos de millones de personas, incluso aquellas no futboleras habituales, han seguido con emoción el desgranar de la competición a lo largo de un mes. La noche de la victoria de Holanda sobre Uruguay, Amsterdam era una marea naranja danzando en las calles, como lo fue Madrid tras doblegar España al imperio germánico- turco-polaco. Y para los países cuyos equipos nacionales habían conseguido llegar a la cita de Sudáfrica ha sido un momento de comunión identitaria, con ideologías y diferencias sociales fundidas momentáneamente en un gesto de pertenencia.
Incluso Catalunya dejó de lado por un tiempo su reivindicación de selección nacional propia, aun en plena movilización por el Estatut, para hacer suya la roja (interesante apelativo) so pretexto de contar en ella con ocho jugadores del Barça aunque uno sea de Fuentealbilla, otro de Tenerife y otro asturiano de pura cepa. A lo largo del planeta la gente ha vivido el Mundial con pasión, como si el orgullo de ganar o la desgracia de perder reuniera en un mismosentimiento a sociedades frecuentemente rotas, enzarzadas en enfrentamientos sociales y escépticas ante cualquier institución. En la propia Sudáfrica, en donde las tensiones raciales y de clase se agudizan por momentos, se ha vuelto a producir ese sentimiento colectivo de autorreconocimiento como nación que ya tuvo lugar, después de la liberación del apartheid, en torno al Mundial de rugby.
En aquella ocasión los negros se reconocieron en el deporte bóer por excelencia y ahora los blancos se han unido con entusiasmo al fútbol que era dominio reservado para los negros. Decenas de miles de personas han ido a los estadios, a pesar de los altos precios y de las infranqueables colas a la entrada, y muchos miles más se han agolpado en lugares públicos, en torno a pantallas gigantes, vibrando con las incidencias de los partidos. Porque los apoyos se iban desplazando según iban cayendo los equipos propios.
(...)
El Mundial ha sido espejo de sociedades y constructor/destructor de identidades, demostrando una vez más que el mundo no es plano, que la diversidad es infinita, que la globalización es un manto leve que apenas va mas allá de la finanza que virtualiza nuestros ahorros. Nuestra vida se construye en torno a identidades que son abiertas o cerradas según nos dejen expresarlas. Abiertas como la que simboliza una selección española donde conviven hombres diversos de buena voluntad . Cerradas como las que podría provocar el nacionalconstitucionalismo español con su cerrilismo carpetovetónico. Y, por cierto, le recuerdo que en Catalunya esta tarde el debate está en la calle.
Manuel Castells (La Vanguardia).

Anònim ha dit...

EL MUNDIAL DE LAS IDENTIDADES
El Mundial ha sido constructor-destructor de identidades y ha demostrado que la diversidad es infinita y que el mundo no es plano
Se van apagando los focos sobre el Mundial esperando la gran final hispano-holandesa, homenaje al buen fútbol. Cientos de millones de personas, incluso aquellas no futboleras habituales, han seguido con emoción el desgranar de la competición a lo largo de un mes. La noche de la victoria de Holanda sobre Uruguay, Amsterdam era una marea naranja danzando en las calles, como lo fue Madrid tras doblegar España al imperio germánico- turco-polaco. Y para los países cuyos equipos nacionales habían conseguido llegar a la cita de Sudáfrica ha sido un momento de comunión identitaria, con ideologías y diferencias sociales fundidas momentáneamente en un gesto de pertenencia.
Incluso Catalunya dejó de lado por un tiempo su reivindicación de selección nacional propia, aun en plena movilización por el Estatut, para hacer suya la roja (interesante apelativo) so pretexto de contar en ella con ocho jugadores del Barça aunque uno sea de Fuentealbilla, otro de Tenerife y otro asturiano de pura cepa. A lo largo del planeta la gente ha vivido el Mundial con pasión, como si el orgullo de ganar o la desgracia de perder reuniera en un mismosentimiento a sociedades frecuentemente rotas, enzarzadas en enfrentamientos sociales y escépticas ante cualquier institución.
(...)
El Mundial ha sido espejo de sociedades y constructor/destructor de identidades, demostrando una vez más que el mundo no es plano, que la diversidad es infinita, que la globalización es un manto leve que apenas va mas allá de la finanza que virtualiza nuestros ahorros. Nuestra vida se construye en torno a identidades que son abiertas o cerradas según nos dejen expresarlas. Abiertas como la que simboliza una selección española donde conviven hombres diversos de buena voluntad . Cerradas como las que podría provocar el nacionalconstitucionalismo español con su cerrilismo carpetovetónico. Y, por cierto, le recuerdo que en Catalunya esta tarde el debate está en la calle.
Manuel Castells (La Vanguardia).

Anònim ha dit...

Florentino Pérez no puede situar a ninguno de sus jugadores en la lista de diez candidatos:

Los barcelonistas Andrés Iniesta, Xavi Hernández y David Villa y los holandeses Arjen Robben y Wesley Sneijder, son los principales candidatos a llevarse el Balón de Oro del Mundial de Sudáfrica 2010, un duro golpe a la política de fichajes del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, club que no sitúa a ninguno de los jugadores en la lista de diez candidatos y que ve como dos de ellos fueron descartados al finalizar la temporada pasada.

El secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke, y el presidente ejecutivo de Adidas, marca deportiva patrocinadora del Mundial y del trofeo, Herbert Hainer, han dado ha conocer la lista de candidatos al trofeo a mejor jugador del Mundial. Los diez nominados han sido seleccionados por un grupo de estudio técnico de la FIFA que incluye expertos del mundo del fútbol como Kalusha Bwalya, Christian Karembeu, Jomo Sono y Gérard Houllier.

Los diez nominados son: Diego Forlan (URU), Asamoah Gyan (GHA), Andrés Iniesta (ESP) , Lionel Messi (ARG), Mesut Oezil (GER), Arjen Robben (NED), Bastian Schweinsteiger (GER), Wesley Sneijder (NED), David Villa (ESP), Xavi (ESP) Respresentantes acreditados de los medios de comunicación votarán para determinar los ganadores definitivos de los premios de oro, plata y bronce, que se conocerán tras la final del domingo que enfrentará a España con Holanda.

Dado que el mejor jugador del Mundial suele formar parte de la selección ganadora, los candidatos holandeses y españoles son los claros favoritos para llevarse el gato al agua.

Anònim ha dit...

Finalista al modo «culé»

Carles Puyol entró a rematar el gol que dio el pase a la final con la fe del kamikaze, al modo racial a lo que tantas veces se recurre. Fue el tanto del catalán que hizo reflexionar a quienes en Madrid han urdido campañas contra el cava. El miércoles lo bebieron en honor de Carles. El tanto no fue improvisado, sino que fue producto de la petición hecha al seleccionador, Vicente del Bosque, para que autorizara hacer la jugada tal y como la habían hecho con el Barcelona. España está en la final al modo culé.El juego del equipo español nos puede llevar a discutir sobre el huevo y la gallina. La selección se proclamó campeona de Europa de la mano de Luis Aragonés con el juego del tiqui-taca y el Barça ganó seis títulos en un mismo año con el mismo sistema. La selección campeona se nutrió de futbolistas azulgrana que aportaron sus maneras. Las mamadas en La Masía.
La finalista en el Mundial mantiene su propio estilo, el que ha sido alabado en todo el mundo futbolístico, pero no dista un ápice del que practica el campeón catalán.La selección nacional está compuesta por jugadores de diversas comunidades españolas, pero el adeene predominante es el que aportan los catalanes y los no catalanes aunque amamantados también en La Masía como Iniesta y Pedro. Sentir La Roja ha sido durante años una discusión sociológica en la que, inequívocamente, se han mezclado conceptos ideológicos. Las distintas sensibilidades —ahora se usa esta palabra para que sea políticamente correcto como hace años se hablaba del regionalismos bien entendido— han hecho creer que era imposible unir la querencia hacia la selección y las victorias lo han desmentido. Vistas las audiencias televisivas del partido contra Alemania las diferencias no han sido demasiado sustantivas aunque han existido. Donde más dudas se han mantenido siempre, Catalunya y País Vasco, la selección también ha contagiado entusiasmos populares. Los vascos le tienen ahora menos apego porque no juegan los Venancio, Zarra, Panizo y Gainza, pongamos por caso. Entonces se hablaba de fútbol racial y parecía exclusivo de la cantera de Euskadi. Ahora, no queda otro remedio que reconocer que el fútbol que practica la selección tiene que ver con el sentimiento tradicional de Catalunya que hasta para bailar lo hace tomándose de las manos. España no ha impuesto una manera sino que se ha servido del Barça, de su juego solidario, de la conjunción entre líneas. Si Del Bosque prescindiera de Xavi e Iniesta, todo se manifestaría diferente. No sería posible que lo interpretaran otros de la misma manera. La espina dorsal del Barça y la selección son la misma. La excepción es el portero. Los centrales son Puyol y Piqué y la batuta del equipo nacional es la misma que la barcelonista. Es ahí donde reside el espejo en el que se miran los artistas. Por mucho que se quiera matizar el ambiente de la selección, es inevitable contrastar que su espíritu está mediatizado por los jugadores azulgrana. Piqué, Puyol, Xavi, Busquets, Iniesta y Pedro, más de la mitad del equipo, pusieron a España en la final. Ellos, en el campo, se intuyen y buscan crear la plasticidad que adorna a su equipo. Negar la decisiva influencia barcelonista sería estúpido. Nada mejor para que en Catalunya se sienta este triunfo como propio. Como culé. Salvo excepciones, que las hay, es fácil oír que «son de los nuestros».

Julián García Candau (Levante).

Anònim ha dit...

UNA PROVOCACIÓN

El Tribunal Constitucional completó ayer una muy pésima gestión de la sentencia sobre el Estatut de Catalunya, que ha situado a una de las más altas magistraturas del Estado al borde del más absoluto desprestigio institucional. La historia juzgará lo que diez magistrados, a cuál más irresponsable, han realizado durante cuatro largos años y cuyo cenit de desatinos se produjo ayer a mediodía al hacerse público el fallo completo de la sentencia, tan sólo 24 horas antes de la manifestación que se celebrará hoy en Barcelona bajo el lema "Som una nació. Nosaltres decidim".

José Antich (director de La Vanguardia).

Anònim ha dit...

HOLANDA - ESPAÑA (I)

...Las ciudades están limpias y algunos de sus centros totalmente cerrados a los coches…y cerrados de verdad. Los pueblos pequeños donde creerías que para hacer algo importante debes desplazarte a la gran ciudad, disponen de la organización básica para las cosas importantes. En Franeker, una pequeña ciudad donde puede visitarse el "Planetarium" más antiguo del mundo, unos execonomistas jubilados asesoran gratis entre las 19 y las 22h a los jóvenes (y no tan jóvenes) a rellenar los papeles para la declaración de renta. Sólo tienes que pedir hora e informarte en tu trabajo de dónde puedes acudir. A veces se paga todo el año una pequeña cuota para ello.

En Friesland no se preocupan demasiado por el frisio y no acaban de entender mi defensa del catalán y la cultura catalana. Creen más en la Holanda como un todo y critican bastante los conflictos entre flamencos y valones del país vecino (sobre el que además tienen bastantes chistes). Pero mucha gente habla frisio, además del inglés y muchos también el alemán (a parte de algún granjero que también chapurrea el español después de una estancia en Valencia para aprender y exportar-importar verduras). Mantuve una conversación en una fiesta de cumpleaños con dos hermanas de 7 y 10 años respectivamente, en un inglés por parte de ellas que daba mil vueltas al mío. Unos jóvenes me preguntaron por qué en España la gente no hablaba inglés. Habían pasado unas vacaciones en Lloret. unos años atrás.

De esa zona de Holanda (y de todo el país en general, con una población en paro de menos del 4%) envidio muchas cosas de su organización y su paisaje, pero por encima de todo envidio algo que me llega automáticamente desde el primer momento en que desembarco en el aeropuerto de Schiphol cada vez que voy. Creo que se trata de la transmisión "emocional" de la responsabilidad y la seriedad en lo que se hace, de un trabajar duro cuando "toca" y con pocas fisuras a la flexibilidad caótica, que se acompaña de cordialidad en la mayor parte de ocasiones. Soy consciente de que estoy generalizando de la misma manera que lo hago cuando siento que aquí en Catalunya la gente no es muy simpática en las tiendas o servicios públicos, pero en ambos casos son sensaciones que uno percibe sin buscarlas. También es cierto que los holandeses vienen a disfrutar de nuestro sol, de nuestra vida con mayores dosis de ligereza y algunos hasta se quedan: quizás podríamos aprovechar para hacer un intercambio de saber para disminuir nuestra tendencia natural a la "chapucería".

El Waadsee impone pero se ha resuelto a dejar ricos sedimentos durante los últimos siglos y se ha amansado con diques invadidos por césped y ovejas, bellos parajes para contemplar y recorrer el perímetro del mar de lodo que protege sus parques naturales con un vigilante e intenso viento. Quizás es eso, la naturaleza difícil hace inteligentes a los humanos…y en Holanda muy altos, la talla de los holandeses es de las mayores del planeta. Estuve en una fiesta rockera y me sentí literalmente como una pulga…aunque más pequeña me siento cuando me deviene el síndrome de europea de segunda o tercera clase.

Xaro Sánchez (La Vanguardia).

Anònim ha dit...

España se rompe

Empiezo a preocuparme. Si el PP ya ni siquiera se molesta en disimular su desvergüenza es que porque saben que la inmoralidad no resta votos.

Todos nos acordamos de la histeria con la que Rajoy y los suyos vivieron la reforma de los estatutos de autonomía. Durante meses no hicieron otra cosa que cacarear como gallinas asustadas que España se estaba rompiendo. Histeria hipócrita además, porque en Andalucía votaron a favor de artículos que habían recurrido en el Estatuto catalán. Y no es que yo sea muy amigo de la gran chapuza autonómica o de esta reforma de los estatutos que la gente nunca pidió. Más bien lo contrario: de todas las ideas posibles para organizar administrativamente un territorio, la mejor no es que existan 17 políticas educativas, 17 políticas sanitarias y 17 calendarios de vacunación.

Pero hay cosas peores. Actitudes macarras como la del presidente murciano, que amenaza con no aplicar una ley que le disgusta, son muchísimo más tóxicas que el Estado de las Autonomías. Y además son incomprensibles en un partido obsesionado por la sagrada unidad de España. Aunque vaya de farol, lo del murciano es más nocivo que el uso del catalán como lengua vehicular. Hablo naturalmente de la ley de aborto, pero no sólo de ella: también de la ley de dependencia o de la ley de memoria histórica o de la ley antitabaco, normas que no han gustado a Esperanza Aguirre, por ejemplo, y que han sido saboteadas impunemente por su Gobierno. Chicos del PP: si de verdad os preocupa que los españoles tengan los mismos derechos independientemente del lugar donde vivan, oponeos a esa anómala situación que no permite abortar en la inmaculada Comunidad Foral de Navarra.
Antonio Orejudo (Público).

Anònim ha dit...

Un riesgo para el “género” ciudadanía española

Que la sentencia sobre el Estatut pudo ser mucho más dura es cierto. No hay más que echar un vistazo a los impresionantes votos particulares de los cuatro magistrados más conservadores. Que el modelo de Estado reflejado en ella contradice y “silencia” la pluralidad de España que respiraba la propia Constitución también es verdad. No hay más que leer el voto particular del magistrado Eugeni Gay. Que el texto final responde a la suma, intersección o coyunta intelectual de Manuel Aragón y Guillermo Jiménez es evidente, puesto que son los únicos dos votos fijos en todos los apartados de la sentencia. Que la última instancia de la Justicia debería aportar luz y no poner oscuro lo que está claro (como hace al referirse a la inmersión lingüística y a la lengua vehicular) es a estas alturas la proclamación de una simple ingenuidad. Que el tribunal, cuatro años después de admitir el recurso del PP, haga públicas sus 881 páginas de conclusiones justo la víspera de la manifestación convocada en Barcelona en defensa del Estatut sólo puede interpretarse desde Catalunya como una provocación. La demagogia política y mediática que se ha derrochado sobre el asunto impide que esa misma percepción se extienda al resto de la ciudadanía española, un “género” (en expresión del propio tribunal) cuya concepción moderna y plural de la convivencia corre serio peligro a la vista de semejante sentencia.

Jesús Maraña (Público).

Baobab oci creatiu

Laulauenlaseuatinta

Els més visitats

El topònim Vila-real a la Península Ibèrica

Vila-real a rajaploma

Calendari de Lliga

TV3 EN DIRECTE

Horaris LligaBBVA

Dominio Casilda

Visualitzacions de pàgina l'últim mes