dijous, 30 de setembre de 2010

LA VAGUETAT DE LES PORTADES (i titulars de premsa)



Per començar, consulte a la valencianíssima (una vaguetat?) Enciclopèdia Catalana el significat del concepte vaguetat...

VAGUETAT.- Característica de certes frases o enunciats del llenguatge com ara "aquest home és calb" que donen lloc a proposicions inverificables (això és, que no són clarament i exclusivament veritables o falses) i que incompleixen lleis com ara la transitivitat (perquè no hi ha límít precís entre, en l'exemple citat, un "calb" i un "no calb").

Una vegada aclarit i comprovat que és, exactament, el mot més adient, és a dir, la paraula que millor expressa la reflexió que volia exposar-vos, només resta llegir les imatges perquè una imatge mai val més que mil paraules, i molt menys quan cadascú la transcriu egoistament com millor li convé perquè, aleshores, resulta que és impossible què s'entenguen els grups humans -o que ens escoltem individualment- perquè s'usen codis diferents a l'hora d'interpretar allò que ens entra pels ulls...


No seré jo qui pontifique sobre l'èxit o el fracàs de la vaga perquè, al capdavall, resulta que l'economia, la política i tota la problemàtica social s'arriba a trivialitzar com el futbol. I si tothom serveix per a entrenador, també és lògic que la clec/la claca/els fans en definitiva del frikisme centralista demanen un escó al Parlament per a la princesa del poble, una tal Belén Esteban pel mèrit d'haver fecundat una filla d'un torero...

Va fracasar el Barça a la Champions empatant al camp del Rubin Kazan? Si li ho pregunteu al príncep blanc dels hooligans mesetaris -un tal Roncero-, de segur que us dirà que sí...

Potser la vaga no es va apoderar dels carrers perquè la vaguetat fa anys que regna als canals grocs -no confondre amb els seguidors del Vila-real Club de Futbol- de desinformació política, esportiva i social...

Per cert, aquesta nit (a les nou i cinc minuts) esperem guanyar als flamencs -no confondre amb els fans de la princesa de l'Operació Malaia, és a dir, la Isabel Pantoja- del Bruges però, per suposat, no gosarem demà llegir cap portada de premsa suposadament futbolística, i/o esportiva, perquè l'aire sempre és blanc i la tinta de les portades no té os, com la llengua castellana (potser té hueso, com les olives).

6 comentaris:

TONI PITARCH ha dit...

Potser hauria d'haver dit que no gosarem consultar cap portada de periòdic esportiu amb la innocent esperança d'un titular referit al Vila-real C.F. encara que el resultat hagués estat de 25-0 en comptes del pírric 2-1: els periòdics suposadament esportius seguiran parlant del Madrid i del Barça i els suposadament polítics de Zapatero y de Rajoy.

Anònim ha dit...

¿Huelgan las palabras?

¿Una huelga general convocada por los sindicatos contra un Gobierno socialdemócrata? Ha tomado medidas impopulares e irritantes, se nos dice. ¿Necesarias?
Recordemos cómo accedió al poder Margaret Thatcher. Hacia 1978, el Gobierno del laborista James Callaghan choca con los sindicatos británicos. ¿El motivo? Las subidas salariales en medio de una circunstancia inflacionista. Los sindicatos se muestran beligerantes y el resultado es un gran malestar social y huelgas.
Entre la población británica se extiende una gran demanda de estabilidad frente a lo que parece el desorden del Imperio en decadencia y la fatalidad de la arrogancia sindical. ¿El resultado? En 1979, Margaret Thatcher gana las elecciones con un mensaje de reducción fiscal y de optimismo emprendedor. Durante su campaña, la futura primera ministra había proclamado una política monetarista y había expresado la necesidad de reducir el Estado, favoreciendo el libre mercado.
Thatcher se alza con el triunfo, sí. Es probable que la razón no fuera la convicción monetarista de los votantes, ignorantes de lo que les esperaba, sino el mensaje de orden patriótico, el relato firme de estabilidad que supo transmitir. Al poco tiempo de su éxito electoral, la primera ministra empezaba a aplicar una terminante política antiinflacionista, con el efecto de un espectacular crecimiento del desempleo.
Y con el efecto de una fortísima oposición sindical, por ejemplo en el sector de la minería. Sin embargo, Margaret Thatcher sale vencedora de esa confrontación, con una fuerza que la guerra de las Malvinas redoblará.
En esa circunstancia, los sindicatos quedarán sometidos y prácticamente humillados, y la socialdemocracia tardará en recuperarse y sobre todo tardará en encontrar un discurso convincente. Thatcher no será descabalgada por su rival, sino por alguien de su propio partido: John Major, un delfín posteriormente hundido por las luchas intestinas y por un laborismo pugnaz, coherente y renovado.
Las analogías históricas tienen un valor muy limitado, pues solo sirven para hacerse una idea aproximada de lo que puede sucedernos a tenor de lo ocurrido en otras fechas. Aunque el pasado nos enseña, las circunstancias no se repiten.
Admitido esto, ignoro qué consecuencias traerá el hecho; como también ignoro quién es quién en este drama. No sé si Rodríguez Zapatero es un James Callaghan reconvertido en Thatcher a su pesar. No sé si Mariano Rajoy es un Major en espera de llegar al poder por la simple inercia de las cosas: un Major, futura víctima de su propio partido. Y no sé qué lección sacaremos de todo ello.
No huelgan las palabras.
Justo Serna (El País).

Anònim ha dit...

El cerco judicial de Camps se agrava

La Fiscalía y el PSPV pedirán que el juez Flors acumule las causas

El cerco judicial a Francisco Camps se agrava. El presidente de la Generalitat puede verse obligado a afrontar imputaciones que implican inhabilitación y cárcel frente a la multa que supone el tipo delictivo al que se enfrenta ahora. Esa es la gravedad de la decisión hecha pública ayer por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Así, al supuesto delito de cohecho pasivo impropio que investiga el juez José Flors por recibir regalos de empresas de la trama Gürtel, se le pueden sumar otros, como cohecho propio, financiación ilegal y delito electoral.

L. GARRIDO / A. BALAGUER (El País).

Anònim ha dit...

El TSJ anula el nombramiento a dedo de 34 inspectores de Educación

Seis integrantes del cuerpo son cargos de confianza de la conselleria en la actual etapa del PP

Los 34 inspectores de Educación que en 2007 accedieron al cuerpo por medio de un proceso de selección cuyo jurado estaba prácticamente designado por la conselleria han visto anulado su nombramiento en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que dio a conocer ayer la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de la UGT.
La sala de lo Contencioso Administrativo de la sección 2 del TSJ acaba de emitir una sentencia en la que estima la apelación promovida por este sindicato, que considera que el nombramiento del tribunal de la oposición de septiembre de 2007 "no estaba ajustado al Derecho".
La Federación de Enseñanza de CC OO espera un pronunciamiento similar del recurso que también presentó contra el mismo procedimiento selectivo.
En ambos casos se recurrió la orden de la conselleria del 24 de abril de 2007 - aunque inicialmente el TSJ se inhibió- por la que se convocaba el proceso de acceso a la inspección al comprobar que el tribunal de oposición "se había designado a dedo" señaló ayer el secretario general de FETE, Guillermo Martí, que informó del fallo judicial junto al secretario de relaciones institucionales, Javier González, y el de enseñanza pública, José Gil.
L orden contemplaba que el tribunal estuviera integrado por tres vocales designados libremente por la dirección general de Personal y otro elegido de entre funcionarios de carrera. En cambio, el real decreto establece que sólo la designación del presidente se realizará libremente y los demás miembros lo serán por sorteo.
Entre estos inspectores, seis son personas que están ocupando o han ocupado algún cargo en la conselleria como la actual directora territorial de Valencia, Virginia Jiménez; su antecesora, Nieves García; los de Castelló: Marcel Urrea y José Vilar o la jefa del servicio central de Inspección, Susana Sorribes, según recordaron ayer fuentes de FETE y figuran en el listado.
"La conselleria sólo nos deja la vía de la denuncia y la judicialización de los temas más importantes" lamentó Guillermo Martí.

Maite Ducajú (Levante)

Anònim ha dit...

El TSJ tumba al 23% de los inspectores de Font de Mora

Educación nombró a dedo a todos los miembros del tribunal de selección

El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, recibió ayer otro revés judicial. En 2007, su departamento eligió a dedo a los miembros del tribunal que debía seleccionar a los nuevos inspectores de educación. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano anuló ese método de elección por violar la legislación básica, "lo que llevará aparejada la nulidad de las actuaciones que se hayan producido con posterioridad al nombramiento del tribunal", según la sentencia conocida ayer.

Eso incluye el nombramiento de 34 inspectores, el 22,6% del total. Cuatro de ellos ocupan cargos políticos en el departamento de Font de Mora. Se trata de los directores territoriales de Valencia y Castellón; el jefe de área de Ordenación y Centros, y la jefa del servicio central de Inspección (la jefa de todos los inspectores valencianos), Susana Sorribes, cuya carrera, señalan fuentes educativas, ha sido meteórica.

"La sentencia supone un triunfo del Estado de derecho", dijo ayer Javier González Zurita, de Fete-UGT, el sindicato que denunció el caso. "Ante el autoritarismo de Font de Mora nos vemos obligados a reconducir estas situaciones por la vía judicial", declaró.

En unos meses, los sindicatos han logrado el respaldo judicial a sus denuncias contra la regulación de Educación para la Ciudadanía; la sanción al director del instituto Las Norias (que colgó boca abajo una foto de Font de Mora); el sistema de movilidad del profesorado, y la exclusión de Filología Catalana como título suficiente para acreditar el conocimiento del valenciano.

La nueva sentencia anula la condición de funcionarios de los 34 inspectores nombrados por el tribunal, indicó Zurita. Pero lo más probable es que sigan trabajando bajo la figura del "inspector accidental".

El País

Anònim ha dit...

Alemania da por concluida la Primera Guerra Mundial tras pagar las últimas deudas

Alemania celebra hoy el 20 aniversario de la unificación nacional, pero también el fin de la Primera Guerra Mundial al abonar los últimos pagos de deuda por las llamadas reparaciones de la Primera Guerra Mundial, 92 años después del fin del primer gran conflicto bélico que asoló el continente europeo.

Se trata de un pago de 69,9 millones de euros que se encuentran reflejados en el punto 2.1.1.6 de los presupuestos del Estado para 2010 para cumplir con el Tratado de Londres de 1953 y que no podían abonarse antes de que el país recuperara su unidad y soberanía.

El pago de las reparaciones de guerra que las potencias aliadas vencedoras establecieron en el Tratado de Versalles de 1919 tras el gran conflicto bélico quedó en suspenso por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial por orden del régimen nacionalsocialista de Adolf Hitler.

Después de 1945 la República Federal de Alemania asumió la continuidad del pago de una gran parte de la deuda acumulada por las reparaciones de guerra, que abonó en su totalidad hasta el año 1983.

Sin embargo, el Tratado de Londres establecía que el abono de un total de 125 millones de euros para el pago de los intereses de empréstitos extranjeros quedaran en suspenso hasta la reunificación de Alemania, que se produjo el 3 de octubre de 1990.

El abono de las últimas deudas por las reparaciones de guerra se reanudó en 1996 y su último plazo se paga oficialmente este domingo, fecha en la que puede darse por concluida, por lo menos financieramente, la Primera Guerra Mundial para Alemania.

El Tratado de Versalles de 1919 exigió de Alemania el pago de 20.000 millones de marcos de oro hasta abril de 1921 como primeras reparaciones de guerra, cifra que aumentó a 296.000 millones de marcos de oro a pagar en 42 años tras la Conferencia de Boulogne de junio de 1920.

Sin embargo, en años posteriores y tras distintas conferencias la exigencia del pago de reparaciones de guerra a Alemania por parte de los aliados varió varias veces mas y se vio afectado por la fortísima inflación que sufrió el país a mediados de los años 20 del siglo pasado.

Tras la suspensión del pago de las reparaciones por los nazis y el fin de la Segunda Guerra Mundial, el Tratado de Londres de 1953 redujo a la mitad la deuda alemana y hasta 1983 la República Federal de Alemania abonó 14.000 millones de marcos para compensar los daños causados en el conflicto bélico.

Sin embargo, el pago de los intereses por un total de 251 millones de marcos para los años 1945 a 1952 fue aplazado en la capital británica hasta que Alemania volviese a ser un país unificado.

Público

Baobab oci creatiu

Laulauenlaseuatinta

Els més visitats

El topònim Vila-real a la Península Ibèrica

Vila-real a rajaploma

Calendari de Lliga

TV3 EN DIRECTE

Horaris LligaBBVA

Dominio Casilda

Visualitzacions de pàgina l'últim mes