dijous, 22 de març de 2012

EL DIA QUE EL REAL MADRID VA PERDRE LA LLIGA A VILA-REAL

El Vila-real estava mort, venia d'empatar en casa contra l'Athlètic de Bilbao i perdre contra el Getafe i de perdre també en les seues visites a Saragossa (colista) i al camp del Llevant a València diumenge passat, on Molina va dirigir el seu darrer partit com a entrenador. El Madrid venia de perdre dos punts dins de casa contra el Màlaga de Pellegrini (amb gol de falta als darrers minuts de Cazorla, l'alumne avançat de Marcos Senna) i amb la pressió de la victòria del Barça el passat dimarts que el deixava, momentàniament, com a líder absolut però a només 5 punts del segon (ara a 6 i pendent de jugar al Camp Nou).

Anit debutava Lotina, un experimentat entrenador amb el que no tenim més remei que dipositar, els vila-realencs, totes les esperances de salvar la categoria... però pel que no donàvem un euro a l'hora d'apostar per un empat davant l'equip dels gal·làctics prepotents que mai parlen dels àrbitres quan els afavoreixen -quasi sempre- i munten grans espectacles mediàtics cada vegada que Mourinho l'infalible s'equivoca i organitza tristos espectacles dins (violència física i verbal dels seus jugadors) i fora del terreny de joc (violència física i verbal de l'equip tècnic, dels jugadors i, fins i tot, dels dirigents blancs): impagables els programes d'anit d'Humor Futbolístic, tant el Punto Pelota d'Intereconomia com el Futboleros de Marca (blanca) on l'autocrítica sobre el trist joc del Real Madrid al llarg de tota la Lliga o sobre els nefastos plantejaments tàctics del seu sagrat i consagrat entrenador brillen, cada nit, per la seua quasi absoluta absència...

La primera part vam vore un Vila-real molt seriós damunt del terreny de joc davant un Real Madrid que no va inquietar gens la porteria d'un nerviós i desacertat Diego López, sobre tot en les eixides. En xiular l'anticaser àrbitre el final de la primera part, tots els aficionats grocs ens donàvem per satisfets fins que gràcies a les noves tecnologies, és a dir al watsapp, per exemple, un bon amic m'informava que des de casa, i gràcies a la retransmissió televisiva de La Sexta, se va poder observar com l'anticaser àrbitre s'havia menjat dos clars penals a favor del Vila-real comesos, tots dos, per Arbeloa per agafar de la camiseta i dins de l'àrea tant a Nilmar com a Marco Ruben en dos jugades diferents. Els espectadors que hi érem al camp, però, només vam observar una curiosa distribució de les targetes grogues que, ves per on, sempre solien ser per als jugadors vestits de groc que, més casualitats encara, eren els que -com sol ser habitual- menys estopa repartien sobre els turmells dels contraris i menys teatre del bo dramatitzaven a l'hora de deixar-se caure i simular faltes com tant bé saben els blancs que, com és de domini públic, compten amb excel·lents especialistes com ara el mateix Arbeloa, Pepe, Marcelo, Cristiano Ronaldo i el bon xicot de Xabi Alonso que és el pichichi de pegar puntades als contraris sense acumular excessives cartolines grogues (ahir només una).

La segona part, en canvi, el Real Madrid que és, tècnicament i econòmica, molt superior al Vila-real, evidentment, va començar a posar setge a l'àrea del Vila-real i el gol en contra es veia de camí cap a la porteria del Vila-real, mentre l'esforç físic començava a castigar els locals. Va reaccionar ràpidament Lotina però, amb tan mala sort que, només eixir Camuñas i De Guzman substituint Cani (que va jugar miglesionat) i Marco Ruben que tenia una groga, va arribar l'excel·lent jugada d'Ozil (el millor jugador blanc sens dubte) i la millor resolució del gran Cristiano Ronaldo (gran jugador amb una dèbil personalitat).


Però el futbol té aquestes coses, és a dir, quan tots donàvem per perdut el partit va arribar el gloriós minut 86 quan Altintop (i quien es el?, a que dedica el tiempo libre?) va arrollar Oriol sobre la línia de l'àrea madridista i Senna va llançar una falta directa magistral, tot just al costat contrari del que s'esperava Casillas, però al mateix -encara que per baix- del que li va marcar Cazorla tres dies abans al Bernabeu.

Després de l'1-1, però, encara havíem d'assistir al penós espectacle del summum de la prepotència i la violència blanca amb una entrada brutal de Sergio Ramos sobre Nilmar que no solament va meréxier la segona groga sinó que, incomprensiblement, va venir acompanyada d'un esperpèntic aplaudiment i mofa d'Ozil cap al col·legiat de torn que deixava al Real Madrid amb 9 jugadors i sense entrenador (Mourinho va continuar la burla tot dirigint el mal comportament dels seus des de la banqueta i, fins i tot, pels passadissos que condueixen als vestidors), encara que, no caldria oblidar, ja havia deixat al 90% dels jugadors del Vila-real amb targetes grogues.

Al final, Villarato, Villarato, robo en el Madrigal i totes les lamentables tertúlies de La Caverna mediàtica, és a dir, d'aquells que confonen esports amb futbol, futbol amb Real Madrid i Real Madrid amb Mourinho. Ells sabran a què juguen: ahir al Madrigal el Real Madrid no va jugar a res, però hi ha Lliga encara i el Vila-real agafa aire (amb 4 punts sobre els llocs del descens) i moral per encarar la recta final amb un poc de tranquil·litat amb el nou entrenador, Lotina, que ara per ara atina, mentre el Real Madrid patina...

6 comentaris:

TONI PITARCH ha dit...

Mourinho pone histérico al Madrid

Al grito de “solo robar” de Cristiano Ronaldo, el Madrid, pacato con el fútbol desde el inicio, acabó histérico en Vila-real, desquiciado porque ha perdido cuatro puntos en dos jornadas y otra vez con la murga arbitral como coartada. De fútbol poco tendrá que decir, porque no tuvo casi nada. Quiso disputar el partido cuerpo a cuerpo, y más en los banquillos y en las cloacas que en el campo. Le salió cruz porque le faltó juego y le sobró una falta lanzada por Senna. La jugada originó un incendio en el banco de Mourinho, que encontró en el colegiado su diana preferida. Y no es la primera vez. Del fango no sacó fruto alguno. No hay peor Madrid que el que no se concentra en el fútbol, con lo bueno que es cuando lo hace.
Temeroso por el resbalón ante el Málaga, inquieto por las curvas del equipo en Vallecas y en el Villamarín, en Vila-real Mourinho volvió a tirar de su escudo favorito. Lass y Khedira hicieron de antidisturbios junto a Xabi Alonso. Una señal inequívoca de que el Madrid prefería discutir por las bravas, por mucho que su adversario viva tiempos de angustia, por mucho que a los siete meses de iniciarse la temporada el Villarreal de la Champions esté en el alambre del descenso. Del cielo a un peldaño del infierno. Mourinho es desconfiado por naturaleza.
Candado el medio campo, el Madrid se quedó a ciegas en la elaboración del juego, entregado a alguna aparición de Benzema en el tramo final de las jugadas o a alguna pincelada por su cuenta de Cristiano y Özil, como la de su operístico gol. El primero arrancó el partido con dos disparos lejanos en menos de dos minutos. Otro síntoma prematuro: el líder, por la directa, sin tránsito para tejer el juego. De hecho, toda su producción del primer acto pasó por el juego a balón parado, con un sinfín de faltas laterales, ya fuera rematadas por Cristiano o lanzadas en comba por Xabi Alonso en busca de Ramos y Pepe. El central portugués a punto estuvo de marcar en una de ellas, pero Zapata cerró la jugada bajo el larguero. Poco después, Nilmar le birló la pelota a Sergio Ramos —que afrontó la noche con molestias en la espalda— y en la cita con Casillas venció el capitán madridista.

TONI PITARCH ha dit...

Mourinho pone histérico al Madrid (II)

Interrumpido el juego de forma constante, ninguno de los dos conjuntos fue capaz de llevar el relato del encuentro. Lotina, debutante en el Villarreal, hizo el vacío a Arbeloa, al que solo puso por delante a Oriol. En el costado contrario, dos laterales, Mario y Ángel, para bloquear a Marcelo y Ronaldo. Dos equipos asimétricos, retados ofensivamente en una sola banda. A la media hora, Mourinho, cauteloso él, cambió el andamiaje. Lass, castigado con una tarjeta desde el minuto cuatro por juego peligroso, no es un futbolista capaz de contenerse por una amarilla. Callejón le dio el relevo hasta que un pisotón de Bruno le dejó el tobillo izquierdo hecho trizas. Mourinho, llegado el descanso, volvió a los orígenes: echó el lazo a Altintop, lo más parecido a Lass que tenía en el banquillo. Kaká, Higuaín y Granero se quedaron en la sala de espera.
Gripado como todo el curso el Villarreal y con las luces cortas el Madrid, el partido fue un atasco continuo. Un duelo de cara sucia, de muchos trompicones y demasiado arisco. El público, enrabietado por dos agarrones de Arbeloa en su área que eran penaltis; Mourinho y sus escoltas del banquillo dando la matraca al cuarto árbitro, al tercero y al primero; y con Pepe tarjeteado por llevarse un mamporro en la boca. Hasta que entre refriega y refriega, Özil, que no entiende el fútbol de barricadas, sacó el violín. Para él siempre hay tiempo para la música, no le importa tocar en un campo de minas. Su taconazo a Cristiano para devolver la pared al luso fue una obra de arte, un verso en una noche de cuchillos largos. Una maravilla que Ronaldo resolvió como Ronaldo.
El gol visitante pareció demasiado para el Villarreal, que hoy día se derrite a la primera. Si enfrentarse al Madrid ya es una aventura sideral para cualquiera, mucho más si se trata de un equipo desteñido. Puesto a no jugar al fútbol sino a otra cosa, con su guion el propio Madrid dio vidilla al equipo amarillo. Tanto medir factores ajenos al juego, el líder resucitó al Villarreal, que ni había visto a Casillas en el segundo tiempo. Una falta de Altintop —juego peligroso ante Oriol— desencadenó la tormenta. Senna embocó, como Cazorla el pasado domingo, y con Casillas algo paralizado. La acción provocó la ira de Mourinho, al que ya le faltaba Rui Faria, que lleva cuatro rojas en España. Paradas Romero, el mismo árbitro que, por mandarle a la mierda, le expulsó la pasada temporada en un partido copero ante el Murcia, repitió la condena al entrenador portugués. Fuera de sí el Madrid, Ramos y Özil también acabaron expulsados. Cuesta creer que una falta desate semejantes truenos en un equipo del calado del Madrid. Cristiano, tras sus gestos aludiendo a un robo, luego fue el primero en actuar como un madridista genético de toda la vida. Se echó al equipo a la mochila y con nueve, el Madrid, el Madrid más auténtico, acabó al asalto en el área del Villarreal. Si algo tiene que reprocharse es su vuelta a un pasado bien cercano, aquel en el que antepuso el histerismo al fútbol. La grandeza del Madrid está en el juego. La histeria no es más que el arrebato de la frustración de su técnico. Por esa vía, peligra el futuro del Madrid.

TONI PITARCH ha dit...

Mou recoge lo que siembra

-HABÍA curiosidad por saber la primera alineación de Lotina y la sorpresa la dio Mourinho. Se comportó como un técnico menor al prescindir de Kaká y meter a Lass. A la media hora el portugués tuvo que recular y retirar al francés, que jugaba en el filo de la navaja.
-EL 1-4-3-2-1 que planteó Lotina era lógico. Cerró los pasillos in- terrores y metió a Cani encima de Xabi Alonso, con lo que el Real Madrid no tenía una salida limpia de balón. Con las líneas prietas y ese forro por delante de la defensa no permitió al rival ninguna posibilidad de acción de contragolpe. En el primer periodo, los únicos sobresaltos para los locales llegaron en faltas laterales y córneres.
-NUNCA estuvo cómodo el equipo de Mourinho. Su oponente, armado de atrás hacia delante y jugando muy arropado, le tapó todas las vías de llegada. Además, el Villarreal ofreció recursos en el momento en que decidía tener la pelota, con salidas rápidas y verticales aprovechando la rapidez de Nilmar y la brega de Marco Rubén.
-ACOSTUMBRADO a tener espacios, el Real Madrid fue cayendo en la ansiedad, y el equipo se hizo largo. Llevaba el peso del partido pero no podía concretar nada, y no podía estar tranquilo en defensa porque el Submarino se proyectaba en ataque en cuanto tenía ocasión, sin quedar nunca a la intemperie en la parcela defensiva.
-PARA QUE un equipo de la zona baja sea competitivo ha de tener actitud y concentración, esos valores que tantas veces le han faltado a este Villarreal y en los que ayer cimentó buena parte del resultado. Tácticamente --ayudas, basculaciones coberturas-- estuvo impecable.
-AMANECIÓ el segundo periodo con las mismas sensaciones. Dominio del Real Madrid, pero con poca claridad. El portugués volvió a las cavernas al relevar a Callejón por Altintop. Sin creadores, El Madrid quedaba a expensas de alguna expresión individual de sus estrellas.
-PERO los cambios están siendo una tortura para el Villarreal. Lotina quiso meter sangre fresca, tal vez demasiado pronto, y fue hacer el doble cambio y llegar la mejor jugada combinativa de los blancos. Excelentes Cristiano y Özil y algo pasivos los amarillos.
-EL GOLPE anímico y los cambios tácticos dieron la autoridad a los visitantes. Sin Cani echándole el aliento, el internacional Xabi Alonso gobernó con autoridad la medular. Hasta entonces, solo había ejercido de apagafuegos. Con todo, los situaciones más claras llegaron en acciones a balón parado, faceta en la que el Villarreal sigue defendiendo muy blando.
-PERO los blancos no fueron capaces de plasmar ese dominio en goles y quedaron expuestos al peligro de un marcador fronterizo. Senna se encontró con una falta en una posición idílica para él, y era sabedor de que su ejecución podía ser crucial para el devenir de la temporada, y le pegó con maestría buscando el palo del portero.
-ÚLTIMAMENTE, Mourinho parecía Caperucita, con 10 puntos de ventaja, pero ayer se quitó el disfraz y volvió a sacar lo peor de él. Es inaceptable el histerismo y mala educación que genera ese banquillo, y que trasladó a sus jugadores. Lástima que el Villarreal no pudiera aprovechar la superioridad por falta de energías y claridad.
-CAPITULO aparte para Paradas Romero. Se pudo equivocar para los dos bandos, pero en un partido caliente no se arrugó y pitó lo que vio y no se dejó pisotear la autoridad como otros.
Llago 22/03/2012 (Mediterráneo).-

TONI PITARCH ha dit...

LA PRIMERA TARJETA FUE PARA SENNA POR PROTESTAR

Marco Ruben no tenía dos amarillas
22/03/12 - 02:05.

Paradas Romero se vio en otra polémica de la que salió finalmente liberado. Hacía referencia a la posibilidad de que se hubiese ‘olvidado’ de expulsar a Marco Ruben por doble amonestación.

Las imágenes de la televisión llevaron a la confusión cuando una amarilla que mostró el árbitro en el primer tiempo se le adjudicó al delantero del Villarreal cuando en realidad fue para Senna por protestar. Por ello, cuando Marco Ruben vio una amarilla en el segundo tiempo, hubo quien echó en falta que el árbitro le expulsase.

MARCA

TONI PITARCH ha dit...

“Los que más se quejan de los árbitros son Madrid y Barça”

Llaneza denuncia que la presión sobre el colectivo arbitral venga de “los dos más favorecidos”.
El vicepresidente del Villarreal ha explotado ante las críticas del último arbitraje en el Madrigal procedentes de la capital de España. José Manuel Llaneza, como la gran mayoría de los aficionados que vieron el Villarreal-Real Madrid del pasado miércoles, no entiende toda la polémica que se ha desatado en el entorno blanco, cuando el gran perjudicado por el arbitraje de Paradas Romero, defendido por el propio Llaneza –“estuvo muy valiente”, dijo-- a pesar de dos penaltis escamoteados a Nilmar y Marco Ruben, fue el equipo amarillo. “Suele suceder que en el fútbol español los que más se quejan del tema arbitral son los que menos se tienen que quejar, los que suelen ser más favorecidos, es decir, Real Madrid y Barcelona”, señaló el consejero amarillo en RNE. “Podríamos decir lo que realmente hubo en el partido, pero no lo vamos a hacer porque no es nuestro estilo”, añadió José Manuel Llaneza, que pasa ya página de la polémica ante el importante duelo de mañana en Vallecas.
A pesar de toda la trifulca que se produjo en el túnel de vestuarios al final del Villarreal-Real Madrid, Llaneza defiende que no todos los madridistas se comportaron de forma impropia de un club señor. “Hubo jugadores que gritaron al árbitro, pero no pasó de ahí”, matiza. “El comportamiento de sus directivos fue correcto, Como el de muchos jugadores, como Arbeloa”, explicó el vicepresidente del Villarreal.
EL ‘CRACK’ AMARILLO.- Llaneza, por último, también tuvo palabras de elogio para el autor del gol ante el Real Madrid, el incombustible Marcos Senna, del que opina que debería estar en la lista de la próxima Eurocopa. “Está como en el Europeo de Austria y Suiza –donde el veterano hispano-brasileño se proclamó campeón con La Roja--. Tiene mucha ilusión con eso”, destacó. El medio acaba contrato el 30 de junio, aunque, a tenor de las alabanzas de Llaneza, aún no hay que descartar una futura negociación a pesar de los 35 años que cumplirá el próximo mes de julio. Hoy por hoy, Marcos Senna es el hombre más en forma de la plantilla que tiene bajo su batuta Lotina.
R. B. 24/03/2012 (Mediterráneo).-

Escèptic ha dit...

Escel·lent crònica, Toni

Baobab oci creatiu

Laulauenlaseuatinta

Vells Oficis

Entre versos i pinzells contemporanis: Al bellmig.

Els més visitats

La meva llista de blogs

El topònim Vila-real a la Península Ibèrica

Vila-real a rajaploma

Calendari de Lliga

TV3 EN DIRECTE

Horaris LligaBBVA

Dominio Casilda

Visualitzacions de pàgina l'últim mes